Día 4: Midtown

Midtown contiene sin duda los lugares más emblemáticos de Nueva York. Aunque creo que tiene mucho más encanto pasear por TriBeCa, NoLiTa o Greenwich Village, hay espacios en esta zona de la ciudad que sorprenden y que se han ganado a pulso su fama mundial. 

1. Madison Square Park. Un bonito parque público donde comenzar la caminata de hoy. Desde allí se puede observar el Flatiron Building, uno de los rascacielos con más personalidad de Nueva York y que recibe su nombre de su aspecto en forma de plancha.



2. Subimos por la 5th Avenue hasta el Empire State Building. Aunque no es excesivamente bonito por fuera, sus vistas desde la azotea impresionan a cualquiera. Se puede acceder a su terraza desde las 8 de la mañana a las 2 de la madrugada. Nosotros decidimos subir por la mañana al Empire y otro día al atardecer al Top of the Rock. Creo que merece la pena tener ambas visiones de la ciudad y, como leí que se hacían colas larguísimas en el Empire a final de tarde, decidí dejar esa vista para el Top of the Rock y subir al Empire State por la mañana, momento en el que no se forma tanta cola. Aunque, claro está, tampoco es que te vayas a librar de ella. Entre subir y el rato que estarás embobado arriba, una hora y media no te la quita nadie.





3. New York Public Library. Es un edificio realmente bonito, tanto su fachada como su interior. Tiene una interesante tienda con un buen número de publicaciones y otros artículos como bonitos calendarios u otros souvenirs (ideal para llevar regalos a amigos o familia). Su enorme Sala de lectura y su Map division son visita obligatoria.

4. Bryant Park. Algo que me llamó mucho la atención de los parques públicos de Nueva York es que están llenos de mesas y sillas, como las de las terrazas de los bares. La gran cantidad de gente que come en la calle en el descanso del trabajo, sus numerosos puestos ambulantes y la escasez de espacio en los restaurantes hacen que estas mesas y sillas se conviertan en algo completamente necesario. El Bryant Park está lleno de ellas y puede ser un lugar estupendo para comer, tanto un picnic preparado de casa como algo rápido que puedas comprar cerca. Seguro que alrededor encontrarás algún fast food de tu gusto, desde la típica hamburguesa o el clásico hotdog hasta ensaladas, sushi o comida mexicana. Pero antes date una vueltecita por el parque, muy animado en verano, y que tiene rincones especiales como su tiovivo, sus mesas donde jugar al ajedrez o su rincón de lectura.



5. Grand Central Terminal (89 E 42 Street). Esta impresionante estación de trenes ha salido en innumerables películas, la más conocida podría ser Con la muerte en los talones. El reloj en el centro del Hall Central o la bóveda pintada son solo algunos de los atractivos de este bonito edificio. También hay un espacio muy curioso denominado Whispering gallery, en el que podrás susurrar algo desde un rincón de la galería y se escuchará perfectamente en la esquina diametralmente opuesta, gracias a la acústica de sus arcos de cerámica. 


6. Chrysler Building (405 Lexington Ave, esquina con la 42). Junto al Flatiron, creo que es el rascacielos más bonito de NY. Es especialmente bonito por la noche, cuando se ilumina su corona, pero de día podrás apreciar mejor sus curiosas gárgolas art decó y su vestíbulo de mármol y granito. El nombre le viene por el parecido de su torre con los tapacubos usados por entonces en los automóviles Chrysler; de hecho, en las esquinas del piso 31, podrás apreciar unas réplicas de las tapas de estos emblemáticos coches recubiertas por unas alas. El Empire State le arrebató el puesto del edificio más alto del mundo en 1931, después de 11 meses en la cumbre.


7. Si no estás demasiado cansado, te recomiendo seguir bajando por la 42 hasta el East River, es un paseo agradable y no muy largo donde toparte con el Daily News Building (220 E 42 Street) y la sede de la ONU (en la orilla del río). Son dos puntos interesantes, aunque, bajo mi punto de vista, tampoco son imprescindibles, y todo depende de lo que tengas aún por ver.

8. Waldorf Astoria Hotel (301 Park Avenue). Merece la pena visitar el Hall de este lujoso hotel, el mosaico del suelo es espectacular.


9. St Patrick's Cathedral (5th Avenue). Esta catedral católica de estilo neogótico es la más grande de EEUU. Cuando fuimos estaba toda en obras y, aunque se podía visitar por dentro, solo vimos andamios. Aun así merece sin duda la visita, donde se hace evidente que Nueva York es una ciudad de contrastes. 


A partir de aquí, creo que lo mejor es pasar el resto de la tarde recorriendo la Quinta Avenida para terminar de noche en Times Square. Es el mejor momento para visitar la plaza, pues todos los luminosos están encendidos y parecerá que estás en una película. 



Algunos puntos de interés cercanos a este tramo de la 5th Avenue que podrías visitar antes de llegar a Times Square:


10. Seagram Building (375 Park Avenue). Es una moderna torre de oficinas proyectada por Mies van der Rohe en base a su conocido lema menos es más. Su estructura de líneas rectas, que combina acero y hormigón armado, rinde cuenta de ello. 

11. Sony Building (30 Rockefeller Plaza). Un edificio simple y algo tosco, coronado por una cima ornamental que fue duramente criticada en la época de su construcción por su parecido a los frontones de los armarios y estanterías diseñados por el inglés Chippendale. Lo más llamativo es un espectacular arco que enmarca su entrada, de unas 7 plantas de altura. Acoge el Sony Wonder Technology Lab, una especie de museo gratuito en el que conocer el recorrido histórico de los medios de comunicación hasta el presente.

12. Rockefeller Center (45 Rockefeller Plaza). Lo más interesante de este conjunto de edificios es sin duda subir al Observation Deck del Top of the Rock, pero nosotros decidimos dejarlo para otro día (por eso de que ya habíamos subido al Empire State esa misma mañana). En esta plaza es donde ponen el famoso árbol de Navidad y la pista de patinaje sobre hielo.

13. Radio City Music Hall (1260 Avenue of the Americas). 



Y por supuesto las tiendas más conocidas:

En la Quinta Avenida: Tiffany & Co., Bulgari, Louis Vuitton, Prada, Gucci, Rolex, Apple Store, Urban Outfitters… 
En Rockefeller Center: Anthropology, Cole Haan, Michael Kors, NBC Store, Swarovski, Lego Store, Brookstone…

Reconozco que ir de compras no era mi mayor interés en NY, pero pasear y ver los escaparates puede ser un plan divertido para finalizar la tarde. Una tienda que me parece especialmente divertida, fue una de las pocas en las que entré, es FAO Schwarz, ya casi en la esquina donde comienza Central Park. Es una juguetería enorme, conocida por ser donde Tom Hanks toca un piano gigante en Big.